miércoles, 17 de diciembre de 2008

COSAS DE CEREALES



Pues resulta que estos días estoy de vacaciones.

Y, claro, en vacaciones... trabajo más que nunca. Es un rollo. Limpia, friega, barre, coloca, descoloca, cuelga, haz agujeros, tapa agujeros...


Pero no es eso de lo que les quería hablar, sino de otra cosa que me gusta hacer en vacaciones: cocinar.

Me encanta cocinar, tengo como tres enciclopedias de cocina, y cientos de recetas apuntadas en papelitos, servilletas, periódicos...

Cuando como algo que me gusta, pregunto: ¿Y como lo hicieron??

Si estoy en un restaurante, me dedico a hacerle la vivisección al plato, ante el horror de mi media naranja, que me dice que la comida es para comérsela, no para olerla, chuparla y separar todos los trocitos en un plato por colores...


Y así, cuando tengo vacaciones, me dedico a practicar lo que he aprendido. Me gusta innovar, las cosas nuevas me apasionan.


Pues hoy, estábamos trajinando cajas de un lado a otro, y se me ocurre decir:

-Cariño, ¿que te parece si comemos arroz?


Ah, no les había dicho... NO ME SALE EL ARROZ.

Es un rollo, o me queda duro, o pastoso, o reseco, o aguachirri.

Y mi suegra LO BORDA... Lo cual no es precisamente un punto a mi favor...

Así que el arroz, es mi asignatura pendiente.


De vez en cuando, hago el intento y sugiero hacer un arroz con carne, que tampoco debe ser muy difícil, digo yo.


Y entonces viene un minuto de silenco embarazoso... y mi chico que me dice:

- Cariño, si no hace falta hacer TODOS los platos de la enciclopedia, mujer, si con los quince o veinte que te salen bien yo ya estoy contento. -

Y sigue una sonrisa de oreja a oreja...


Tras lo cual, a servidora se le vuelven a quitar las pocas ganas que le quedan de hacer nada que lleve arroz.


Hoy, al final, hice costillas de cerdo a la parrilla con orégano, con papas fritas y una piña de millo (mazorca de maiz).


Y, cuando yo ya ni me acordaba, me enseña su piña de millo medio mordida, va y me dice:


- Cariño, esta vez te has superado... Este arroz está... FENOMENAL!!


Si es que una tiene una paciencia......


3 comentarios:

  1. jajajajajaja Perlita, genial!!! aunque yo entiendo a Albert porque... porque... en fin por algo lo entiendo!!

    Pero cambiemos de tema. Sabes que yo hago lo mismo con los postres? pido varios y empiezo la disección correspondiente y bien alineados todos. Pruebo uno, lo saboreo, anoto, paso al siguiente y repito la historia... mientras hago pasar vergüenzas a los que me acompañan... eso dicen, pero yo no lo siento así, pues soy un científico ejerciendo. Qué tiene de malo eso? ah?

    Con la Secre también nos dedicamos a innovar. Precisamente hoy puso una entrada referente a su odio por la cocina, pero aquí entre nos... si cocina así de bien... qué tal que le gustara!!

    Bendiciones a los dos y rezos por el próximo arroz!!

    ResponderEliminar
  2. Perlitaaaaaaaaaaa!! Esa foto es un atentado a mi estómago!!! Que delicia!!! con decirte que a medida que iba leyendo mis interiores comenzaron a crugir enviándole a mi cerebro la orden de cocinar, a lo que mi cerebro se negó. Asi que ahora estoy en medio de una pelea entre mi estómago y mi cerebro!!!
    Sabes que yo tambien tengo quichicientas recetas guardadas? Y varias páginas de cocina guardadas en mis favoritos, pero... no me gusta cocinar!!!
    Y te confieso que el arroz tambien es mi drama, muy raras veces me sale en el punto justo grrr!!

    Un abrazote sin delental de cocina!!

    ResponderEliminar
  3. Me mori con esa foto...mmmmm que ricura!
    Oye guapa vine a leer tu cuento te olvidaste o que te paso que no haz publicado todavia...bueno no importa, te deseo lo mejor para esta epocas que se avecinan y para siempre, que tanto!
    Tere♥

    ResponderEliminar

Cuéntame algo...