lunes, 8 de diciembre de 2008

Va de miradas...



Hoy la he visto.
Con esa mirada sonriente, enfrentada al mundo.
No la conocía, no la reconocí. Pero ahí estaba, mirando el horizonte sin miedo con un pequeño bebe en los brazos. Su bebé.
-Estás muy guapa en esa foto, oí que me decían.
-No, sonreí, esa de la foto es mi madre.
Yo soy la que está en pelotas…

-Vaya, pues tienes la misma mirada…


Mamá, ¿lo ves?
Lo conseguí…

5 comentarios:

  1. Qué ternura!!! me emocionaste Perli, porque siempre espero y sueño (tan iluso el Carde pero es verdad) que mis hijos lleguen a decir que en alguito se parezcan a su padre.

    Bello como siempre amiga, hermoso!!!

    Bendiciones reconocidas

    ResponderEliminar
  2. Que bello Perlita, la verdad que me dejaste sin saber que decir, simplemente que me dio muchísima ternura.

    Un abrazote bien fuerte!!!

    ResponderEliminar
  3. Que emocionante, me recordaste que la única herencia que tengo de mi madre son sus ojos, su mirada!!! y no necesito otra, si me veo en el espejo la veo un poco a ella que ya no está.
    Hermosos versos que me calan hondo !!!
    Gracias, me llevo algo importante de aquí!!!

    ResponderEliminar
  4. A mi tambien me dejaste sin palabras ante semejante ternura.

    En este caso mi silencio es mejor que mil palabras escrita tratando de decir lo que siento.
    Un besazo desde aqui♥.
    Tere.

    ResponderEliminar
  5. Gracias ...
    La verdad es que no es un poema, es una conversación completamente real que tuve con mi suegra enseñándole fotos antiguas. De pequeña yo quería ser como mi madre, era mi heroína... Y resulta que ahora me parezco.
    Mi madre estuvo tan enferma, tanto tiempo, que ya había olvidado como era antes de la enfermedad.
    La primera cosa que perdió, antes incluso que la memoria, fue su mirada.
    Gracias a Dios que los bichos no se comieron estas fotos... o no la habría recordado nunca.

    Besotes

    ResponderEliminar

Cuéntame algo...