sábado, 8 de enero de 2011

Uno cortito, con muy mala leche...


De entre todos los regalos de navidad, Marcela miraba uno con intriga.



El envoltorio no le indicaba donde se lo habían comprado, pero por el tacto parecia algo de ropa. Lo abrió con ansia, intentando que el papel no se dañara para poderlo dejar luego como estaba.
Efectivamente, era un hermoso vestido entallado, como los que envidiaba a Maria, esa novia tan flaca que se había echado su hijo.


La etiqueta la habian borrado, pero la tela parecía buena. Se apuntó mentalmente preguntar a la mañana siguiente de quien era y cuanto había costado.
Ella sólo llevaba cosas caras.


Sin pensarlo mucho se lo probó, total, nadie se iba a dar cuenta. El vestido le sentaba estupendamente, incluso disimulaba los 90 kilos que pesaba, aunque... parecía como si encogiera por momentos, le estaba empezando a apretar...


A la mañana siguiente, cuando su marido se levantó para ver los regalos de Navidad, encontró a Marcela en el suelo con un vestido amarillo tan estrecho, que la habia estrangulado. Entre los dedos apretaba una tarjeta:


"De tu nuera, que te quiere"



4 comentarios:

  1. Jajajajaja pues sí que la quería su nuera....
    Me ha encantado tu minirelato de terror...!!

    Lamentablemente,conozco algunas suegras y nueras que se llevan así de "bien"..por ahora,no es mi caso,menos mal...!

    Pero nunca se sabe............
    (aquí sonaría una música bien intrigante...)


    Muchos besos,Perli!!

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo, ja,ja,ja
    ¡vaya autoregalo que se hacia la pieza de la nuera!

    Besines

    ResponderEliminar
  3. Escribes muy bien! ¿Has ido a clase o has participado en algún taller? ¿Tienes el proyecto de intentar publicar?
    Que tafanera sóc! Disculpa.
    El relato de la huida del Sahara me ha impactado. !Para que luego digan que la política no influye en nuestras vidas!
    Un beso desde Girona para toda la gente que quieres y uno especial para Núria. Carme

    ResponderEliminar
  4. No me digan que alguna vez no han pensado en un "regalito" parecido...
    También valen las cuñadas, jejeje.

    Carme no, no he ido a ningún taller, pero fui a la escuela y me fijaba mucho... a veces incluso se aprende en la escuela, sabes? jejeje.
    Y he leído... muchísimo, es como más se aprende.

    Me gustaría publicar algo, tengo entre manos una historia, pero va para largo...
    De momento tengo publicadas un par de cositas, premios de concursos que luego te publican como parte del premio.

    Tafanera= chafardera???

    ResponderEliminar

Cuéntame algo...