martes, 1 de febrero de 2011

Anoche soñé...


Anoche soñé que amabas a otra



que no era yo la que te confortaba al final de la jornada


soñé que en otros brazos aliviabas tu cansancio


y que eran otros labios los que te hablaban de amor.






Anoche soñé que yo no existía,


que tus sueños volaban por otros rumbos, en otras direcciones,


que tus despertares veían otros ojos que no eran los míos,


que tus ilusiones se dibujaban en otro mar.






Y aun así te quise,


mis lágrimas te desearon felicidad


y el nudo de mi garganta ahogó un suspiro


que pugnaba por inundar nuestra habitación.





4 comentarios:

  1. Da escalofríos la belleza de tu poesía, Perli.

    Ese título tan evocador me recuerda el comienzo de una de mis novelas favoritas..."Anoche soñé que había vuelto a Manderley"...¿a que sabes cuál es...?

    Por favor, no tardes tanto en hacer la próxima entrada,valeee?

    No te hagas de rogar, que tu club de fans ya somos legión....!

    Gracias por compartir con nosotros lo que llevas dentro, que es muuuucho.

    Muchos besos, nos vemos en los blogs.....y en algún sitio más!

    ResponderEliminar
  2. Ay, Rebeca, que pelicula mas angustiosa... ufs.
    Mira, como mi sueño...

    ResponderEliminar
  3. curiosamente... entiendo este poema. sobre todo el final. Dejar ir deseando lo mejor.
    precioso.

    ResponderEliminar

Cuéntame algo...