sábado, 9 de marzo de 2013

Ya se huele la primavera

Pues sí, parece mentira, pero en cuanto sube un poquitín la temperatura, parece que el invierno ya es historia.
Ya sabemos que no es así, que todavía quedan algunos días de frío y mal tiempo antes de entrar de lleno en la primavera. Pero...
¿Quien nos quita la alegría de imaginarnos que ya llegó el buen tiempo?
Hoy mi hija y yo nos hemos quitado las chaquetas, nos hemos puesto de "campo" y hemos ejercido de "primaverales jardineras".
Por la mañana hemos ido al campo a ver las flores, las perdices que ya empiezan a pulular por los caminos y los miles de pajaritos que ya comienzan a buscar sitio para el nido. Y de camino, hemos revisado las esparragueras, y aunque ya se pasó el tiempo, aún hemos cogido algunos espárragos, ya tardíos y un poco oscuritos... Esta noche daremos buena cuenta de ellos.


Luego, mientras papá hacía la comida, le hemos dedicado un ratito al jardín, que está el pobre muy abandonado.



Hemos aprendido que las plantas se plantan, y hemos plantado lechugas.



Luego hemos aprendido que lo que se hace con las semillas no es plantar, sino sembrar, y hemos sembrado semillitas de tomates para hacer plantones. Tomates de ramallet, una variedad mallorquina que cuando se cogen, duran meses y meses sin estropearse. Buenísimos.


Hemos recolectado limones y las últimas naranjas de la temporada.


Hemos visto que las crasas ya están floreciendo, son las primeras de nuestro jardín en despertar.




Y que algún bichito buscaba el néctar de las fresias, atraido por su olor dulzón.


Y luego, nos hemos ido a comer unos espaguettis buenísimos que ha hecho papá, no sin antes lavarnos muy bien las manos.
Bon profit!

Ah, se me olvidaba... los espárragos. Bien acompañados de unos champiñoncitos hacen un estupando revuelto.

Ahora sí. Bon profit!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame algo...